Leticia Vaca

“Aquí no es el mandamás, aunque sea amigo del gobernador”, increpó el diputado Edgardo Hernández Contreras durante la comparecencia del fiscal general del Estado, Federico Garza Herrera.

Al llegar el turno de que Hernández Contreras tomara la palabra para formular sus cuestionamientos, hizo señalamientos hacía Garza Herrera, como “no tiene liderazgo, no sabe del crimen organizado, protege a los corruptos dentro de la Fiscalía (…) tiene que tener a estos corruptos de Flores Holguín y Aarón Edmundo Castro Sánchez (vicefiscal) para que le digan lo que quiere oír; la ciudadanía está harta de la nula procuración de justicia”.

Señalamientos ante los cuales Garza Herrera dijo sentirse ofendido y consideró que se le faltó al respeto.

Cabe mencionar que Edgardo Hernández no permitió que el fiscal terminará de pronunciarse y tomó nuevamente la palabra para reprocharle que no debe tener “la piel de cebolla, tan delgadita; tiene que aguantar las increpaciones (…) vea cómo se ponen las comparecencias en el Senado y no se ponen de lloroncitos”. 

El diputado pidió además que se le explicara qué compromisos hubo para que no fuera consignado el asesor del fiscal que el pasado 28 de noviembre causó diversos accidentes al conducir en estado de ebriedad. 

Sin embargo, Garza Herrera consideró que hubo un arrebato a la palabra: “es muy fácil estar sentado desde su lugar (…) discúlpeme no contestarle, toda vez que no me da ni oportunidad de hablar, yo vine a un diálogo, yo no vengo a discutir…”, dijo Garza Herrera, pero al ser interrumpido por segunda vez se le dio la palabra a la diputada María Isabel González Tovar; después de la discusión, Hernández Contreras abandonó la sala donde se llevaba a cabo la comparecencia.