Astrolabio

Jaime Nava

El Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez continúa ocultando la información relacionada con la compra de 30 mil paquetes de útiles escolares y 25 mil pares de zapatos que aseguró haber entregado a estudiantes de ese municipio en julio.

El pasado 13 de octubre, Astrolabio Diario Digital dio a conocer que la administración soledense mantenía ocultos los nombres de los proveedores de útiles escolares y zapatos, así como las cantidades pagadas a cada uno de ellos, a pesar de que la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado los obliga a publicar esos datos.

Debido a que la información no se encuentra en la Plataforma Estatal de Transparencia, se presentaron dos solicitudes para que el Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez entregara copias digitales de las actas de fallo de las licitaciones, los nombres de los proveedores, montos y facturas pagadas a cada uno de ellos.

Como respuesta, la administración soledense únicamente transcribió el contenido de un oficio emitido por el área de Infraestructura y Fortalecimiento Municipal con el que simuló responder debidamente la solicitud de información.

Aunque los documentos le fueron requeridos expresamente en forma digital, para mantenerlos ocultos, se aseguró que sólo cuentan con versiones impresas de los mismos y los pusieron a disposición para ser consultados en sus oficinas previo pago de una cantidad que no fue señalada; lo anterior, con la intención de impedir el acceso a los documentos.

Sobre las facturas, el área de Infraestructura y Fortalecimiento Municipal respondió que no es competente para proporcionarlas “por no encontrarse dentro de las facultades y atribuciones conferidas en el artículo 62 del Reglamento Interno de la Administración Pública del Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez.”

Las solicitudes debieron ser turnadas a todas las áreas de la administración soledense que pudieran contar con la información en sus archivos; sin embargo, no se adjuntaron respuestas de ninguna otra área, lo que hace suponer que no fueron consultadas, hecho que también viola la ley al no haber realizado una búsqueda exhaustiva.

A+