Astrolabio

Abelardo Medellín

La adquisición de patrullas a sobre precio y con una adjudicación directa que emprendió el Ayuntamiento de la capital que encabeza Enrique Galindo Ceballos, no solo debería “encender los focos y las alarmas”, sino que revela que “las herencias malditas son las mismas, solo cambian de color”, afirmó el vocero de la organización civil Ciudadanos Observando, Guadalupe González Covarrubias.

González Covarrubias habló en entrevista con Astrolabio Diario Digital sobre la información publicada este miércoles, en la que se revela que la administración de Galindo Ceballos arrendó sus nuevas patrullas a una empresa ligada con el ex vicecoordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto, y cuyo contrato fue entre 33 y 43 millones de pesos mayor a lo revelado por el alcalde en días pasados.

 “Analizando esta empresa y la persona que está detrás de todo esto, nos lleva a generar desconfianza, preocupación y cuestionar qué hay detrás, porque ese tipo de gente que estuvo ligada al gobierno tan corrupto y tan señalado de Enrique Peña Nieto, no nos lleva más que a encender las alarmas”, aseguró.

El vocero comentó, además, que parte de la responsabilidad la tiene el cabildo de la capital, cuyos integrantes aprobaron el arrendamiento.

“Ni siquiera estoy seguro de que los integrantes del cabildo conocieran el historial de esa empresa, avalan todo a ojos cerrados, pero que podemos espera cuando hay regidores como Martha Ortha, que tiene señalamientos y pruebas de actos de corrupción, es lógico que firmen con ojos cerrados”.

González Covarrubias comentó que, en su momento, la Auditoria Superior del Estado (ASE) sería el órgano que podría detectar posibles irregularidades en la adquisición de estas patrullas, pero la sociedad puede hacer tres cosas a partir de casos como el de estas patrullas:

“Uno, cuestionar, pedir los contratos, revisarlos con lupa y decirle al Ayuntamiento que se le exige transparencia y que no se le dé favoritísimo ni beneficios a empresas con graves señalamientos. Segundo, nuevamente estas patrullas van a ser arrendadas, después de tres años esas patrullas se regresan y nuevamente San Luis se queda sin patrullas ¿cuál es el costo beneficio. Finalmente, ver los resultados y revisar que la estrategia de seguridad sea realmente efectiva y que en poco tiempo veamos resultados, es en lo que se va a enfocar todo”.

Pese a estas recomendaciones de acciones que podría emprender la sociedad civil, González Covarrubias explicó que a los políticos “los cuestionamientos se les resbalan”, por lo que la única razón por la que la administración desista de este tipo de contrataciones, es que haya consecuencias por un acto comprobado.

A+