Abelardo Medellín

Por abuso de poder y casos de tráficos de influencias que han afectado a la sociedad civil en San Luis Potosí, no deberían reelegir o ratificar al magistrado Juan Paulo Almazán Cué, advirtió la ciudadana y víctima de violaciones a los derechos humanos Griselda Haro Dávila a través de una solicitud turnad al Ejecutivo estatal hace unos días.

De acuerdo con Haro Dávila, el nepotismo con el cual se desempeñó el magistrado Almazán Cué cuando fue titular del STJE, benefició a la inmobiliaria de capital extranjero Parques American Industries S.A de C.V, misma que incurrió en el despojo violento de terrenos y utilizó a sus elementos de seguridad para detener arbitrariamente a personas que se oponían.

Griselda Haro aseguró que, cuando ocurrieron los hechos violatorios de derechos en su contra, Almazán Cué se negó a recibir a los ciudadanos afectados, quienes sólo buscaban exponer las pruebas contra la inmobiliaria; dicha negativa a recibir a las víctimas representaría otra violación a los derechos de los afectados, pero, ahora, por parte del entonces magistrado presidente.

Ya el 3 de julio pasado diversas asociaciones de abogados se manifestaron en contra de la ratificación de Almazán Cué con diversos argumentos que, en su mayoría, señalaban el actuar irregular del magistrado durante su gestión como titular del Supremo Tribunal, tal como lo hizo Haro Dávila en la petición que mandó al secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías.

Cabe Resaltar que Haro Dávila señaló también en días pasados que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) ha eludido recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH),para proteger con esto a Juan Paul Almazán, quien había sido acusado de discriminación y acoso hacia la magistrada Adriana Monter.