Angélica Campillo 

La titular de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado, Mónica Liliana Rangel Martínez, adelantó que, con el plan de regreso a la “nueva normalidad”, se prevé que en San Luis Potosí incremente en un 30 por ciento la movilidad, con lo que aumentarían también los casos de coronavirus. 

La funcionaria estatal manifestó que si dentro de las mismas evaluaciones que hace el Gobierno Federal, por diferentes medios, ni siquiera se alcanza el 60 por ciento de disminución de movilidad en la entidad potosina, “estaremos como en un 30 por ciento de incremento de movilidad en unos días más”.

Señaló que ante el regreso de algunas actividades a partir del próximo 18 de mayo, posiblemente se tenga un incremento de casos de COVID-19.

Rangel Martínez aseveró que están identificando que a mayor movilidad se puede tener un incremento de casos de coronavirus, así como un aumento de personas que pueden agravarse y morir, y en ese contexto mencionó que, en coordinación con Conacyt, a través del subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López Gatell, a través de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y del área de Salud Pública y Epidemiología estarán vigilando y haciendo los cálculos para poder ir proyectando la curva de casos que pudieran presentarse durante las próximas semanas.

Explicó que esa vigilancia va a ser el principal indicador para saber en qué momento se irán aperturando espacios, actividades sociales, actividades económicas, actividades educativas y en qué momento tendrán que recomendar que éstas aún no se pueden llevar a cabo y a su vez, establecer medidas más estrictas para que la población cumpla con estas medidas. 

Refirió que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el coronavirus llegó para quedarse y que se vuelva endémico, es decir, estará presente como el dengue o la influenza, “y si no aprendemos a convivir con él, seguramente en otros momentos estaremos ya no hablando de si hay un contacto o un contagio, sino de cuántos muertos hay y cuántos están en espera de poderse inhumar”.