Carlos Rubio

En la página de rendición de cuentas y fiscalización del Instituto Nacional Electoral es posible constatar que el candidato a la gubernatura por el Partido Verde Ecologista de México, Ricardo Gallardo Cardona, reporta un gasto en campaña de 16 millones 269 mil 175.69 pesos, con lo cual rebasa el tope de gastos permitido por la Ley Electoral y la Constitución.

El límite de gasto impuesto por el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana para los candidatos a la gubernatura es de 29 millones 223 mil 864.70 pesos, sin embargo no aplica para todos. Como se explica en la Caja Negra del pasado 9 de abril (donde se pueden consultar todos los topes de gasto), el segundo párrafo de la fracción II del artículo 41 constitucional, establece que en el financiamiento de los partidos se debe “garantizar que los recursos públicos prevalezcan sobre los de origen privado”.

En ese sentido, por el financiamiento público que les corresponde a los partidos que los postulan se modifica el tope de gastos para cada candidato, siendo únicamente Octavio Pedroza Gaitán y Arturo Segoviano García  quienes pueden acceder al límite de 29 millones de pesos.

El tope de gastos para Ricardo Gallardo Cardona es de 15 millones 770 mil 285.82 pesos, por lo que, con los 16 millones 269 mil 175.69 pesos gastados al día de hoy, se encuentra 498 mil 889.8 pesos por encima del límite establecido.

Si gana, se anularía la elección

El inciso a) de la fracción IV del artículo 41 de la Constitución establece como una causal de nulidad de una elección, exceder el tope de gasto de campaña en un cinco por ciento. De acuerdo con el tope de gastos establecido para Gallardo Cardona, el cinco por ciento corresponde a 788 mil 514.29 pesos.

Además, el cuarto párrafo de dicha fracción establece que “se presumirá que las violaciones son determinantes cuando la diferencia entre la votación obtenida entre el primero y el segundo lugar sea menor al cinco por ciento”.

Es decir que, en los días que quedan de campaña hasta el 2 de junio, Ricardo Gallardo únicamente puede gastar 289 mil 624.49 pesos más. Y en caso de que el próximo 6 de junio gane la elección a Gobernador de San Luis Potosí y exista una diferencia menor al cinco por ciento con el segundo lugar, se anularía la elección y se convocaría a una elección extraordinaria, en la que no podría participar el candidato del PVEM.