Astrolabio

María Ruiz

En su comparecencia ante la Comisión del Agua del Congreso del Estado, el titular del Interapas, Enrique Torres López, informó sobre el estado que guarda su administración como encargado de gestionar el recurso hidráulico y el servicio de agua potable.

Esto para evaluar el desempeño que realiza actualmente como titular del organismo y determinar si existen o no inconsistencias en sus funciones.

Cuenta Nueva y Borrón; el dilema de la escases vs el pago de morosidad

Dentro de la comparecencia, Torres López esclareció en primera instancia sobre los resultados del programa “Cuenta nueva y Borrón”, al ser cuestionado por la presidenta de esta comisión, la diputada Dolores Eliza García Román sobre el funcionamiento y aportaciones.

Este programa, señaló Torres López, ha realizado un total de 23 mil 741 convenios, mismos que han tenido un impacto importante en las finanzas del Interapas.

“Gracias a ello ingresaron un total de 15 millones 161 mil pesos que antes no entraban. Dinero que corresponde a las cuentas que han firmado el convenio que ya tenían meses e incluso años de no pagar”.

No obstante, la diputada García Morán enfatizó que aún existen detalles con la ciudadanía respecto al servicio de abasto de agua, las citas fijas y los medidores inservibles.

“De Cuenta Nueva y Borrón sabemos que hay ciudadanos que van y hacen su convenio, les cobran cierta cantidad por hacerles el convenio y aún así no reciben agua”, declaró la presidenta.

Sin embargo, el titular de Interapas aclaró que la falta de abasto de agua es resultado de las constantes fallas de El Realito, por lo cual han intentado paliar la problemática con la presencia de pipas.

Respecto al pago o costo por convenio, declaró Torres López que únicamente se debe de cumplir con el cambio de tarifa fija a servicio medido, al pagar la reconexión, así como un medidor nuevo que podrá ser financiado durante un año.

El Realito, sus fallas y la falta de compromiso de la concesionaria

Otro de los puntos aclaratorios que le solicitaron al titular del Interapas fue la situación actual que enfrenta el organismo y la ciudadanía por el pésimo funcionamiento del acueducto El Realito.

Ante esto, Enrique Torres López comentó que la falta de funcionamiento idóneo de El Realito ha tenido una grave repercusión en el servicio.

“Sí ha habido falta de agua debido a que el problema de El Realito se ha recrudecido. Se ha agravado de tal manera que durante el inicio de ambas administraciones se han presentado 15 fallas, es decir, dos fallas por mes. A comparación desde el inicio de funcionamiento de este acueducto que desde enero del 2015 solo había presentado 27 fallas (hasta octubre del año pasado), una falla cada dos o tres meses”.

Fallas que tardan una semana en restablecerse, ya que la reparación dura un aproximado de tres días, otros dos en poder llenar su acueducto y los restantes para poder llenar los tanques del Interapas y así para restablecer el servicio.

Respecto al pago que actualmente se dispone a la concesionarios Aquos El Realito S.A. de C.V., Torres López clarificó que la Comisión Estatal del Agua (CEA) paga un total de 8 millones de pesos por tarifa única, el Interapas paga 4 millones de pesos por los gastos fijos de operación y 8 millones de pesos de gastos variables.

“En promedio en un mes, la CEA y el Interapas se estaría pagando por todo 20 millones de pesos y recibimos agua la mitad del tiempo. Y además cuando se aplica una sanción, de esos 20 millones de pesos, el concesionario nos tiene que devolver 4 millones”, explicó.

Por ello, Torres López mencionó a la Comisión del Congreso que si por él fuera, sería más beneficioso para el organismo y la ciudadanía la recisión del contrato con la empresa.

“Hay una cláusula del contrato que dice que la concesión del servicio de El Realito se puede rescindir si el servicio falla cinco veces en un año, dejando a la ciudad por lo menos cinco días sin servicio, y esto se cumplió desde el año pasado en el cual se registraron 13 fallas”, dijo.

Pero la razón por la que no se rescinde el contrato, según lo declarado por Torres López, es que el Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN) va a exigir la devolución del dinero, además de que el CEA tendría que pagar la T1 .

Por ello, solicitó que el Congreso del Estado pida que comparezca la concesionaria de El Realito para que explique qué es lo que hace, pues “hasta este momento no ha resuelto ni dado a conocer las posibles soluciones ante las fallas que se han presentado”.

Torres López también señaló que desconoce por qué la CEA no ha dado la no objeción para que El Realito realice los trabajos.

Es decir, que la empresa concesionaria comience con la regulación del aire de la tubería, la purga del acueducto y la sustitución de mil 800 metros del último tramo de El Realito.

“Mi pregunta es por qué no lo han empezado hacer y por qué la CEA no le ha dado todavía la no objeción para que realice los trabajos”, enfatizó.

Ante esto, el diputado José Luis Fernández Martínez refirió que la situación que se enfrenta actualmente respecto a El Realito, además que al rescindir el contrato, a Interapas le quedarían más problemas que soluciones.

“Lo van a meter en problemas, no solo 15 días al mes, sino de manera permanente porque hoy no tienen la capacidad de agua para abastecer del servicio a las 35 colonias que siempre se ven afectadas. Han transcurrido ocho meses desde que usted llegó al cargo y seguimos esperando cómo hay que resolver estás situaciones”, puntualizó.

Distribución de pipas solo es para paliar el desabasto

Torres López aceptó que el Interapas ha tenido problemas con la entrega del servicio, al cual calificó como intermitente.

“Realizamos un operativo en el cual juntamos casi 60 pipas para poder paliar el servicio”.

No obstante, señaló que para dar un servicio completo de pipas se necesitarían un total de 2 mil 500 pipas para poder abastecer a la población afectada por las fallas de El Realito.

“Es importante que sepan que las pipas no son la solución del problema, sino que son un paliativo. Interapas renta a un particular a través de un contrato que se realizó por medio de una licitación, un total de 30 pipas. El área de Desarrollo Social pone otras 20 y ocasionalmente la CEA nos facilita tres pipas más”, compartió.

Una realidad que definió como una solución parcial del problema.

“El Interapas no va poder solo resolver este problema, no tenemos personalidad incluso para ejercer presión al concesionario. Cómo le podemos decir a la gente que tenga tolerancia, si tolerancia a dado hasta demás, pero las autoridades que deben dar solución a este problema no lo están dando.

Interapas presenta déficit en su plantilla laboral

Referente a la atención adecuada y oportuna a los clientes del servicio de Interapas, el ingeniero Torres López mencionó que esto se debe a un gran déficit de personal.

“Nosotros tenemos casi 400 mil cuentas y si vamos a destinar tres empleados por cada mil, necesitaríamos un total de mil 200 empleados y tenemos 800”.

Asimismo, aclaró que en cuanto al trato, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) les ofreció capacitación gratuita para el trato al cliente, pero esto significaría que parte de la plantilla laboral no acuda a trabajar y ante la gran cantidad de clientes que se deben atender, “es más que imposible”.

“Yo quisiera tener más personal. Quitamos perfiles que no correspondían a nuestra llegada de Interapas y eso creó un servicio deficiente en cuanto número de personal, y aunado a ello no hay ingresos que permitan la contratación de más empleados”, sentenció.

Soledad y Tierra Blanca con alto porcentaje de morosos

Por otro lado, el titular de Interapas aclaró que los municipios de Soledad de Graciano Sánchez y Tierra Nueva presentan un alto porcentaje de morosidad. Esto tras cuestionarle cuántos clientes del servicio poseen actualmente un adeudo con el Interapas.

Sobre esta línea, mencionó que algunos clientes no cuentan con medidor y que por ello es difícil definir cuánto adeudan como usuarios.

“Ese medidor cuesta y si no se tiene dinero, no se puede comprar. El medidor es el instrumento que genera justicia en el cobro, pero si no existe yo no sabré cuánto tengo que condonar en los casos que refieren no les llega el agua del servicio”.

Actualmente, Soledad es el municipio que más quejas emite respecto al abasto del servicio, pero también representa un 45 por ciento del total de los clientes morosos que tiene el organismo operador.

En una situación similar se encuentra Tierra Blanca, que según lo referido por Torres López, existe un padrón de mil deudores que desde hace años no pagan el servicio.

Solicitudes de la Comisión del Agua

Al haber aclarado los puntos de la comparecencia, la presidenta de la Comisión del Agua del Congreso solicitó llamar al concesionario de El Realito para que dé explicaciones sobre las fallas y posible soluciones de abasto de agua.

Además de dar seguimiento a las quejas ciudadanas sobre la falta de servicio y observancias al municipio de Soledad de Graciano Sánchez, que aunque cuenta con un alto porcentaje de morosos, también se sabe que el servicio no les llega de la manera idónea.

También solicitó un plan de prevención al Interapas por las posibles inundaciones que se puedan derivar de la próxima temporada de lluvias, así como atender la morosidad que existe en Villa Magna, la cual señaló el diputado Fernando Martínez, son deudores que tienen más de cinco años sin pagar el servicio.

A+