Frater Ignatius

Los generadores de números aleatorios se utilizan para una serie de problemas de todo tipo. Por ejemplo, para el desarrollo de códigos secretos, para establecer estructuras del movimiento de los átomos, modelado por computadora, diseño experimental, método de Montecarlo, programación de juegos, ejecución de estudios de gran precisión en distintas áreas y un largo etcétera. Un generador de números pseudoaleatorios es un algoritmo que produce una secuencia de números que simulan las propiedades estadísticas de los números aleatorios.

Cuando entramos a internet, generalmente nos encontraremos con la generación de números pseudoaleatorios. John von Neumann desarrolló el método del cuadrado medio en 1946, como uno de los primeros y más conspicuos generadores informáticos. Iniciamos con un número, digamos de cuatro dígitos, lo elevamos al cuadrado y extraemos los cuatro dígitos centrales y así sucesivamente. En términos prácticos y para mayor complejidad y seguridad, el matemático utilizó números iniciales de diez guarismos, respetando las mismas reglas.

En aquel tiempo era común la investigación sobre reacciones termonucleares, las cuales dieron lugar a la bomba de hidrógeno. Era necesario crear simulaciones para ver los efectos de una posible guerra. El gran físico húngaro fue uno de los pioneros de la bomba. Respecto al enfoque de aleatorización, bien sabía el genio que presentaba fallos y que la secuencias se podían duplicar con el paso del tiempo. Empero, para efectos prácticos, colmaba plenamente las expectativas de la investigación y desarrollo. Von Neumann advertía categóricamente sobre los métodos usados para los pseudoaleatorios: “Cualquiera que considere métodos aritméticos para producir dígitos aleatorios comete, por supuesto, un pecado mortal”. No obstante, el matemático prefería trabajar de esta manera, ya que era más fácil repetir multitud de procedimientos para identificar problemas de varios tipos. Se puede afirmar, que el aspecto práctico y rápido de un método algo impreciso, permitía llenar todas las expectativas de un acontecimiento en concreto. Hoy en día existen métodos más precisos como el de congruencia lineal o el de Mersenne twister. Solo pensemos en las épocas. Hoy es posible una generación más azarosa gracias al desarrollo del hardware y el software de las computadoras. En el año de 1946, tiempos también del desarrollo de la ENIAC, era mucho más práctico un método preciso y rápido para efectos inmediatos. Recordemos solamente la lentitud de las tarjetas perforadas. Hoy en día, una computadora en un teléfono celular, es capaz de generar números pseudoaleatorios muy rápidamente y de forma evidentemente más útil.