Antonio González Vázquez

A través de un amparo indirecto, la organización Renace Capítulo San Luis exige el cumplimiento de distintas acciones gubernamentales urgentes, establecidas en la Alerta de Violencia de Género declarada el 21 de junio de 2017, en distintos municipios de San Luis Potosí.

El presidente del Patronato de Renace, José Mario de la Garza Marroquín, informó que, después de una investigación, la organización se percató de cuáles son las medidas que a más de dos años no han comenzado a ser implementadas.

Entre las omisiones de las autoridades está el no emitir el protocolo para la tramitación y aplicación de las órdenes de protección para las mujeres en situación de violencia en el Estado, y no diseñar una estrategia de educación en derechos humanos de las mujeres y perspectiva de género, entre otras.

“La Alerta de Género se creó como un mecanismo de respuesta inmediata, que debía desaparecer una vez ejercidas las acciones para contrarrestar, en este caso, la violencia feminicida contra las mujeres. Sin embargo, esta problemática en el estado se ha agravado en los últimos meses”, señaló.

Agregó que no se puede asegurar que la alerta no funcione si ni siquiera se ha aplicado de forma eficiente.

La responsable de la Unidad de Causas de Renace, Raquel Álvarez Charqueño, mencionó que en este caso el reto está en que la juzgadora reconozca el interés con el que comparecen las mujeres a solicitarle que se ordene a las autoridades cumplir con estas acciones emergentes.

Agregó que el único objetivo es que se vele por los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia.