Abelardo Medellín

El color verde con que se han pintado las banquetas de Soledad de Graciano Sánchez en lugar del amarillo que marca la norma de vialidad, sólo representa “una apropiación partidista de los espacios públicos, que tiene que ver con una cultura política antidemocrática”, dijo en entrevista con Astrolabio, Oswaldo Ríos Medrano, analista político, quien habló sobre este peculiar cambio en el color de los espacios en el municipio soledense.

Los más de 1.4 kilómetros de la calle Corregidora, en el tramo que va desde Melchor Ocampo y que llega hasta la carretera Matehuala, además de las calles de Porfirio Díaz, Vicente Guerrero y Magallanes, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, han sido reacondicionadas y pintadas en sus aceras con un color verde que se aprecia en todas las fotografías de inauguración de calles en las que ha aparecido el alcalde Gilberto Hernández Villafuerte, acompañado del diputado federal por el Partido Verde Ecologista de México Ricardo Gallardo Cardona.

“Esto de pintar la señalética vial en Soledad con colores que no corresponden ni al reglamento de tránsito ni a la Ley de Tránsito del Estado ni a la Norma Oficial Mexicana que contiene las características técnicas de la infraestructura vial. Claramente es una ilegalidad mayor que puede estar poniendo en peligro la vida de peatones y automovilistas […] ponen la personalidad partidista por encima de la ley, es decir, cometiendo presuntas ilegalidades”, dijo el analista político.

De acuerdo con Oswlado Ríos, la forma en que los gobiernos intervienen los espacios públicos e intentan imprimirles “su sello personal” identificando calles con colores del partido al que se adscriben, “es muy peligroso, porque entonces pareciera que el Gobierno es sólo un trampolín político del alcalde, diputado o gobernador, que utiliza el espacio que le confiere el cargo público para saltar a otro sin ningún escrúpulo”.

“Esto tiene todo que ver con esta cultura feudal de ver el ejercicio del poder como un monopolio o privilegio de quien gana la elección”, dijo, y comentó que la intervención de calles con los colores de un partido no es el único desliz que han tenido los diputados del PVEM: “ahí está el caso de los diputados federales Oscar Bautista y Ricardo Gallardo, que fueron obligados a retirar promoción personalizada de los objetos sanitarios que estaban entregando con motivo de la pandemia”.

El analista político comentó que uno de los rasgos generales de los políticos en México es que “todas las obras públicas que inauguran o programas que implementan, inmediatamente le quieren poner el color de sus partidos; si gobierna el Partido Verde, quieren poner todo de verde; si gobierna el PAN, pintar todo de azul; si gobierna el PRI, todo de rojo, y creo que esto es una beta de oportunidad para que esto pudiera prohibirse, que se especifique que cuando se llegue al poder público, las obras no contengan los colores de su partido”.

Ríos Medrano consideró que el caso de las banquetas verdes de Soledad no es el primero donde las autoridades hacen uso de los colores de su partido para la autopromoción, pero aseguro que por lo menos “es de las veces en que se hizo más descarado y evidente”, asimismo apuntó que, de acuerdo a lo dispuesto en la Constitución mexicana, “se prohíbe que la propaganda de los gobierno contenga rasgos de personalidad como nombre, imagen, voz, pero hemos visto que hay una cantidad de políticos actualmente en San Luís Potosí, de diferentes cargos, que todo lo que informan, lo hacen poniendo su nombre, voz y rostro”.

Cabe resaltar que el gobierno municipal de Soledad no sólo pintó las banquetas con un color verde distintivo, sino que en el cruce de las Calles Corregidora y Magdaleno Cedillo, también intercaló este color verde con líneas amarillas sobre los topes que se dispusieron en estas vialidades.

Según el Reglamento de Tránsito Municipal de Soledad de Graciano Sánchez, las únicas guarniciones de tránsito que tienen fines viales son las de colores rojo o amarillo, mismas que está comprendidas en el Capítulo III, artículo 197 de este documento en el apartado 173 sobre las infracciones por motivo de estacionamiento; en ninguna parte de este documento se menciona algún otro color válido con el cual las autoridades municipales puedan pintar las banquetas o guarniciones.