Astrolabio

Xochiquetzal Rangel

La Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió la recomendación NO.16/2019 a laPolicía Municipal por la detención arbitraria y violación de derechos humanos por parte de elementos de la corporación en enero de 2017, al reprimir el libre ejercicio de profesión a un periodista de CRM Noticias, que se encontraba grabando en la plaza de Fundadores.

El oficio, dirigido al comisario Edgar Jiménez Arcadia, director general de Seguridad Pública Municipal, estipula cuatro puntos enfocados en la reparación del daño y que se investigue y substancie el hecho para esclarecer el nivel de participación de los servidores públicos que participaron en la detención.

Asimismo, que se realicen capacitaciones en derechos humanos dirigidas a los mandos superiores, medios y bajos de la corporación, incluyendo al personal médico y jueces calificadores, y que colaboren ampliamente con la carpeta de investigación que se inició en la Fiscalía General del Estado desde 2017, proporcionándoles acceso a información documental y de cualquier índole que pueda considerarse evidencia.

De acuerdo con la recomendación NO.16/2019, el 4 de enero de 2017, el reportero de CRM Noticias se encontraba en la plaza de Fundadores realizando levantamiento de imágenes de transeúntes, cuando un policía municipal se le acercó para pedirle que borrara el material.

El periodista, cuyo nombre se omite en la recomendación, al negarse a la solicitud del efectivo, fue sometido con fuerza y al ser subido a la patrulla con número 3120 tanto el reportero como dos elementos de la corporación de seguridad se cayeron del vehículo, ocasionándole al quejoso lesiones en la muñeca izquierda, hematomas en ambos brazos, laceraciones en el codo y antebrazo izquierdo, así como dolor en la rodilla izquierda.

A la altura de la avenida Damián Carmona esquina con Reforma, el periodista fue cambiado de patrulla de la 3120 a la 3340, en la que había otras personas detenidas y en la cual durante el trayecto a la comandancia oriente, ubicada en la colonia Abastos, elementos de la policía lo insultaron y lo acusaron de realizar un delito no especificado que no había cometido.

La serie de negligencias que se narra en el documento de resolución de la CEDH concluyó hasta las 16:30 horas, cuando fue liberado, es decir tres horas y media después de su detención, ya que el director del medio se comunicó a la comandancia para advertir que la detención del reportero había sido arbitraria.

Según se menciona en la recomendación, el quejoso acudió el mismo 4 de enero de 2017 a la Fiscalía General del Estado para interponer una denuncia, así como a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, donde iniciaron desde ese momento las investigaciones y la queja.

A+