Por Victoriano Martínez

Si algo ha caracterizado a la actual Legislatura son los espectáculos con intercambios verbales, públicos y en privado, que dejan ver el mundillo de componendas, arreglos y transacciones oscuras en el que trabajan los diputados a escondidas de la ciudadanía y sólo para sus propios intereses mezquinos.

Justo el día que la agrupación Congreso Calificado dio a conocer la Octava Evaluación de la LXII Legislatura con calificaciones en consistente decadencia (¿de verdad no es posible que mejoren y sólo empeoren?), se revela el nivel de debate que tienen los diputados en sus conversaciones privadas.

Los fragmentos de la conversación en el grupo que los 27 diputados tienen en Whatsapp que fueron hechos públicos son en realidad una colección de indicios sobre lo que ocurre en su mundillo, sin importar quien lo haya señalado –así haya sido la diputada Beatriz Eugenia Benavente la más entusiasta de la rijosa conversación.

Es más la información que las siguientes frases y expresiones extraídas de esa conversación dejan ver que los diputados le deben a la población, no sólo como una obligación de rendición de cuentas, sino también como incumplimiento a la Ley de Responsabilidades que los obliga a denunciar como servidores públicos los actos indebidos en la administración pública de los que tengan conocimiento.

Estaría padre que cada uno comparta cuántas gentes se han contratado en el Congreso?

A cuántos les piden parte de su sueldo para quedárselo o distribuirlo?

Yo no estoy hambreada.

Yo no ando recomendando constructores.

Quieren que exhibamos los beneficios adicionales que VARIAS Y VARIOS de ustedes tienen por encima de muchos diputadxs?

Ya bájenle a sus ridiculeces xq habrá quien lo haga con toda la solvencia moral pero hay otros y otras que neta dan penita.

EDSON ha sido de los presidentes de JUCOPO más corruptos que ha existido.

Lo que no ganen con votos no quieran chingar con diatriba.

Si alguien se da baños de pureza cuando no existe nada puro en su actual eso está muyyyy k bron.

El barrio es el barrio!!!!!!! Iguales con iguales ni modo!!!! Y los resentimientos afloran.

Saben que me vale madre y que tenemos cosas documentadas eh!

Yo tengo mensajes de audio, con calumnias a mi persona (…) Así en tribuna pondré el audio.

Querido Galo pues comenta quien fue?

Expresiones que dan cuenta del tipo de debate que se da en privado entre los diputados, cuyos temas pasan por el reparto de prevendas, el tráfico de influencias, la colocación de allegados a cargos públicos, la explotación a subordinados, las actitudes que privilegian ambiciones (hambres) personales, el encubrimiento mutuo de corruptelas, la…

Toda una colección de traiciones a la representación popular que tienen, que en nada se diferencian de la ecuación corrupta que el entonces diputado Enrique Flores Flores describió con toda claridad en aquel video en el que explicó con magistral cinismo los chantajes para limpiar cuentas públicas.

La diferencia con la ecuación corrupta está en la forma en que se ha dado la exhibición: Flores Flores describió a detalle un apartado de su sistema operativo en tanto que los mensajes de Whatsapp revelan que son muchos los apartados en los que se aplica el mismo sistema operativo. Lo dicho en ellos exhibe la vocación opaca de los diputados y reta a la ciudadanía a descubrir su funcionamiento.

La diputada Beatriz Benavente, al haber sido la oficial mayor de la Legislatura de la ecuación corrupta, aporta un ingrediente de continuidad al ser la principal protagonista de este espectáculo de intercambios verbales ahora vía Whatsapp: deja ver que tiene conocimiento de acciones de clara corrupción pero, como en su cargo anterior, es omisa en su obligación de denunciarlas.

Antes que mostrar intenciones más allá de la exhibición a la que convocó, el reclamo por la manta de la presidencia “gandalla” hecho por Beatriz Benavente en privado a sus compañeros (no hay que olvidar que la conversación se filtró) tiene tintes de un llamado a cerrar filas en la complicidad.

“La próxima manta puede tener mucha más información que una presunta presidencia “gandalla” cuando lo único que evicencia es una falta de solidez de grupo, de trabajo político y contrucción de acuerdos”… en lo oscurito, sólo le faltó agregar.

Como se trataba de un intercambio de mensajes sólo entre ellos, seguro no lo agregó por quedar sobre entendido. Lo cierto es que por enésima vez que sus espectáculos con intercambios verbales revelan que cuando los diputados se pelean, salen a relucir las corruptelas.