Astrolabio

Abelardo Medellín

Un grupo de ejidatarios de La Pila se presentó en las oficinas del Registro Agrario Nacional (RAN) en San Luis Potosí para revisar que este organismo no haya recibido el acta de la asamblea realizada el pasado domingo 5 de junio, en la cual, de forma irregular, se acordó dotar de dominio pleno a empresarios-ejidatarios sobre mil 888 hectáreas para desarrollar un parque industrial.

En el lugar estuvo presente Carlos Covarrubias Rendón, activista e integrante del Frente Amplio Opositor, quien luego de una reunión con las autoridades de la RAN, informó que las oficinas del registro no habían recibido dicha acta y quedaba esperar a revisar que tampoco fuera recibida por las autoridades federales.

Durante el medio día de este lunes 13 de junio, Plutarco García Jiménez, titular del Registro Agrario Nacional, afirmó en entrevista en el programa Astillero de Julio Hernández López, que el RAN está al tanto de que hubo un visitador que asistió a la asamblea del domingo 5 de junio sin autorización, pero motivado por “presiones”; dicha persona ya fue retirada de su cargo y al momento el RAN reporta no haber recibido dicha acta.

Pese a que el acta del 5 de junio no ha sido entregada al RAN, Carlos Covarrubias comentó a Astrolabio Diario Digital que el movimiento por la defensa del ejido La Pila seguirá al tanto del tema y estará atento a cómo se desarrolle.

Al respecto de si los ejidatarios temen que haya otro intento de una asamblea irregular como la del pasado domingo 5 de junio, Covarrubias Rendón comentó:

“Van a intentar de todo”.

De igual manera, el activista afirmó que hasta ahora el movimiento por la defensa del ejido La Pila ha cumplido con su compromiso de buscar acuerdos y soluciones por vías pacíficas y sin perjudicar a nadie.

Carlos Covarrubias aseguró que tanto las autoridades estatales como nacionales deberían poner atención en lo que ocurre actualmente con La Pila en San Luis Potosí:

“Es un foco rojo, es un asunto de seguridad, es un asunto donde hay corrupción, es un asunto donde se puede afectar de manera estructural el acuífero, es un asunto donde gente vulnerable está siendo agraviada”.

Al respecto del daño al acuífero que podría provocar la urbanización en el ejido de La Pila, Carlos Covarrubias explicó que debajo de este ejido concurren los acuíferos de Villa de Reyes con San Luis Potosí y afirmó que, si se construyera en la zona, se abatiría este manto acuífero.

“Ahí está donde se conectan los dos acuíferos, ¿de dónde van a sacar el agua?, ¿del Realito?, ¿lo van a reventar? (…) actualmente en El Realito se dispone de entre 300 y 500 metros cúbicos por segundo, de mil que estaban establecidos en el proyecto de origen, es decir, más de la mitad del agua de El Realito no se está repartiendo a la gente”.

De acuerdo con el activista, la urbanización en el ejido de La Pila comprometería el abasto de agua en la capital potosina, tal como ha pasado hasta ahora con Villa de Reyes, donde actualmente hay más de 120 naves industriales que han mermado la capacidad de surtir agua potable.

“Ellos dicen: ‘Mira lo hacemos y ya luego vemos de dónde traemos el agua’, ¿de dónde la van a sacar?, ¿otro trasvase?, ¿otro fracaso como El Realito?, ¿de dónde la van a sacar, de la huasteca? Que no se hagan tontos, están comprando los derechos de agua de los pozos que ya no usa la gente para ellos abrir nuevos”.

Finalmente, Carlos Covarrubias Rendón afirmó que el movimiento contra la urbanización no prohíbe que los ejidatarios emprendan desarrollos en sus terrenos, ya que existen modelos de desarrollo que la gente puede realizar sin afectar el agua o el medio ambiente.

A+