Ciudadanos Observando / Foto de Leticia Vaca

Leticia Vaca

Integrantes de la organización Ciudadanos Observando, dieron a conocer a través de una investigación que denominaron “Por debajo del agua”, diversas irregularidades en la operación del Interapas desde el año 2008, omisión para clausurar tomas clandestinas de los “grandes y lujosos” fraccionamientos y la contaminación que se ha generado por no contar con una infraestructura de drenaje.

Derivado de la investigación, comentó Jesús Canchola González, se pudo constatar que del total de los ciudadanos de San Luis Potosí, solo el 50 por ciento paga el agua, por lo que la otra mitad restante ha sido quien mantiene al Interapas.

Asimismo, Guadalupe González Covarrubias, vocero de Ciudadanos Observando, detalló que el hecho de que los habitantes de los grandes fraccionamientos no paguen representan pérdidas millonarias para el organismo operador del agua.

“Después de años, verificamos que por fin se instalaron 350 medidores que tenían cuota fija de los casi 500 usuarios del Fraccionamiento Villa Antigua, lo que no se ha solucionado son las aguas negras que contaminan el riachuelo que se encuentra en el área verde del fraccionamiento”.

Otro ejemplo que citó, fue el caso del Fraccionamiento Residencial La Vista, en el cual se pudo detectar que por más de 15 años se han negado a pagar el agua y regularizar su situación. Existen 1182 tomas de agua potable, indicó, de las cuales nunca han pagado al Interapas. Por las que acusó al Ayuntamiento de ser omiso en aplicar sanciones, misma que debieron de imputarse desde septiembre de 2008.

“El 20 de septiembre de 2011, el entonces director de Interapas, Francisco Muñiz Pereyra,  solicitó al Cabildo del Ayuntamiento de la capital suspender cualquier autorización para la construcción del fraccionamiento por no cumplir con reglamentos legales;  como ha sucedido siempre, La Vista no respetó a la ley y siguió construyendo ante una mayoría del Cabildo que sospechosamente se hizo de la vista gorda”, afirmó González Covarrubias.

Indicó además que durante años el fraccionamiento La Vista ha descargado sus desechos de manera clandestina, los cuales terminan en el medio ambiente al no contar con una infraestructura de drenaje sanitario; de forma irresponsable han contaminado con sus desechos a Colonia Insurgentes, “localizamos un canal clandestino de aguas negras que pasa por detrás del fraccionamiento frente a la Carretera Guadalajara y que pasa por la colonia antes señalada”.

Al respecto, cuestionó a la actual administración de la capital, por no sujetar a la ley a todos los desarrolladores de la zona que han ocasionado la proliferación de lirio acuático por las  descargas que llegan a la presa San José.

“Hace días, el ayuntamiento de la capital de San Luis Potosí, anunció que se requiere 8 millones de pesos para poder limpiar el lirio acuático de la presa de San José, ¿por qué mejor no regularizar el pago de agua potable? A las autoridades les han temblado la mano para aplicar sanciones; tienen que revertir de inmediato esta situación”.

Finalmente, explicó que es preocupante el porcentaje de personas que no pagan el agua, ”basta de tolerancia a estos voraces desarrolladores que sistemáticamente violan la ley y operan impunemente por debajo del agua”.