Astrolabio

Abelardo Medellín

La remodelación del Parque Tangamanga I es una de las obras emblema del gobernador Ricardo Gallardo Cardona; minutos después de convertirse en mandatario estatal, el domingo 26 de septiembre de 2021, se dio arranque a las obras.

Este 8 de marzo, 162 días después, se inaugurarán las áreas rehabilitadas, sin embargo, durante este tiempo el espacio no logró estar exento de señalamientos de opacidad, despidos injustificados, incumplimientos y el regreso de la herencia maldita.

La desatención de la UMA

El fin de semana del 11 de septiembre de 2021, quince días antes de asumir el cargo como gobernador, Ricardo Gallardo Cardona lanzó un comunicado en el que anunciaba que, entre las obras de rehabilitación del Parque Tangamanga, se buscaría convertir la Unidad de Manejo Ambiental (UMA) en un zoológico.

Pese a este anuncio, desde que iniciaron las obras y hasta el día de hoy, el gobierno estatal no presentó el “plan de manejo ambiental” que, de acuerdo con el artículo 78 de la Ley General de Vida Silvestre, deben entregar los predios e instalaciones que manejen vida silvestre en forma confinada, como zoológicos, y que debe ser revisado y aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Además de la falta de este plan de manejo, en las últimas semanas no se ha anunciado ningún tipo de obra o intervención en los espacios de la UMA, por lo que este compromiso habría quedado desatendido.

Regresa la herencia maldita al Parque Tangamanga I

A inicios de noviembre de 2021, quien hasta entonces fungía como directora de los Centros Estatales de Cultura y Recreación Tangamanga (Cecurt), Vania Moreno Solano, renunció a su puesto y horas después lo ocupó Enrique Alfonso Obregón, quien ya había estado al frente de los parques Tangamanga durante la administración de Juan Manuel Carreras López.

Pese a que durante sus posicionamientos sobre los parques Ricardo Gallardo apuntó que las instalaciones fueron abandonadas por las anteriores administraciones, el mandatario decidió regresar a Alfonso Obregón a la dirección.

Enrique Alfonso también fue contralor del Ayuntamiento de San Luis Potosí durante la gestión de Ricardo Gallardo Juárez (2015 – 2018); en ese cargo, Alfonso Obregón encubrió las compras de medicamentos a la proveedora fantasma Sandra Sánchez Ruiz por más de 34 millones de pesos entre diciembre de 2015 y febrero de 2016.

Además, en el año 2016, Alfonso Obregón fue ubicado como parte de la operación que eliminó 33.9 millones de pesos de las observaciones por 171 millones 689 pesos que requirieron solventar a Gallardo Juárez.

Tangmanga I, un caso más de opacidad

Desde el inicio de su administración, el gobernador anunció que se invertirían 150 millones de pesos para la rehabilitación del Parque Tangamanga I; según esta cifra, el gobierno de San Luis Potosí debió realizar una licitación pública, tal como se explica en la Ley de Adquisiciones del Estado y el decreto 1103 que establece los montos mínimos y máximos para adjudicar operaciones, realizar procedimientos de invitación restringida o licitaciones públicas, sin embargo, dicha licitación no se realizó.

Luego de que se anunciara el inicio de las obras, Astrolabio Diario Digital presentó una serie de solicitudes de información para conocer a las empresas que realizaban la obra, cuánto dinero se había ejercido y el proyecto de remodelación; ante dichas solicitudes, José Armando Torres Mata, director de Planeación, Control y Seguimiento de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Públicas (Seduvop), evitó entregar la información solicitada y argumentó que “se celebró un Convenio de Colaboración con la Junta Estatal de Caminos por ejecución de Administración directa”.

Pese a esta explicación, la Seduvop no entregó ninguna copia del convenio que dicen haber celebrado con la Junta Estatal de Caminos, mismo que debería formar parte de sus archivos y, por contener parte de la información solicitada, estaban obligados a proporcionar.

Tangamanga I: la promesa incumplida de los primeros 100 días

Desde septiembre de 2021, Ricardo Gallardo anunció que los trabajos de remodelación del Parque Tangamanga I concluirían durante los primeros 100 días de su administración.

Pese a este compromiso, el 4 de octubre de 2021 recién iniciaban con la remodelación de la fachada principal del parque; el 15 de diciembre iniciaron con el trabajo de reencarpetamiento de las vialidades internas del lugar y el 31 de diciembre apenas se comenzó con la sustitución de los faroles por luces led, por lo que, para el día que se cumplieron los 100 días de Gobierno, aún no se tenía completo el proyecto.

Durante la semana previa a que se cumplieran los primeros 100 días de Gobierno, Isabel Leticia Vargas Tinajero, titular de la Seduvop, informó que aún faltaban por terminar los trabajos de construcción de un área infantil, el área para mascotas y la remodelación del Teatro de la Ciudad.

Además, reveló entonces que las obras del parque solo llevaban un 50 por ciento del avance total.

Al final, tomó 162 días terminar esta remodelación.

Despidos al interior del nuevo parque

El 15 de febrero de este año, personal de la Oficialía Mayor del Gobierno del Estado despidió a 13 trabajadores basificados del Parque Tangamanga I sin ningún documento oficial y sin explicar las razones de las destituciones.

Entre los 13 trabajadores cesados del Parque Tangamanga, la mayoría eran administrativos, pero también había trabajadores de campo, gente de áreas recreativas y personal de seguridad. El personal afectado afirmó que la administración de Ricardo Gallardo habría metido a cuatro trabajadores nuevos a las áreas donde luego se presentarían despidos.

Los ceses del personal del Parque Tangamanga I se convirtieron en el primer caso de una serie de despidos injustificados que luego se esparció hacia otras dependencias.

A+