Mario Lárraga Delgado / Foto de archivo

Angélica Campillo

Ex asesora del diputado Mario Lárraga Delgado, del Partido Encuentro Social (PES), denunció a la organización civil Ciudadanos Observando que cada mes le era descontada la mitad de su sueldo por parte del mencionado legislador.

La organización señaló que la afectada dijo haber sufrido acoso y extorsión laboral por parte del diputado del PES, ya que de los 25 mil pesos que el Congreso del Estado le depositaba a su tarjeta de nómina, tenía que entregarle 10 mil 600 pesos en efectivo, en un sobre, a una persona de nombre Carlos Pacheco Cacheux, quien es el brazo derecho de Lárraga Delgado. Además, señaló que en el momento en que se cansó de esa situación y quiso reclamar, lo cual sucedió a mediados de junio del presente año, fue despedida, y la obligaron a firmar un documento. 

Mencionó también que a quien utilizan para triangular dinero es a Mónica Ivette Dávila Martínez, pareja de Carlos Pacheco, de acuerdo a su perfil de Facebook, misma que está dada de alta en la nómina del Poder Legislativo con un sueldo de 45 mil pesos, pero en realidad no trabaja ahí. 

Asimismo, la afectada dio a conocer que hay varias personas dadas de alta en el Congreso del Estado que reciben 25 mil pesos mensuales, pero son aviadores, como Maricela Barba Parra y Alexis Fernando González Aguilar, hijo de Julio César González, ex dirigente estatal del desaparecido PES.

El diputado Mario Lárraga ha sido señalado por lo menos en dos ocasiones por acoso sexual: por parte de una ex empleada de nombre Lucía, quien ya lo denunció penalmente ante la Fiscalía General del Estado, así como por su compañera legisladora Paola Arreola, ya que en una sesión de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) intentó sobrepasarse con ella.

Al respecto, el vocero de Ciudadanos Observando, José Guadalupe González Covarrubias, aseveró que con esta situación se sigue destapando que la mayoría de los diputados contratan a muchas personas para quitarles la mitad de su sueldo, pero tarde o temprano la gente se cansa de que le estén robando y lo van a denunciar.

El activista dijo que ya son muchos casos relacionados con el diputado Mario Lárraga como para seguirse tapando los ojos: “cuando estamos viendo la terrible violencia que se vive contra las mujeres, y estarles quitando el sueldo es un tipo de acoso, es injusto contratar a una mujer para luego hostigarla y obligarla a que entregue la mitad de su sueldo y si no acepta, la corren”, subrayó.

Refirió que este tipo de situaciones desmienten lo que decía en su momento la diputada Alejandra Valdés Martínez, también señalada por uno de sus ex asesores por solicitarle moches, de que era un caso aislado, así como la legisladora Sonia Mendoza, quien minimizó el tema: “es muy grave y si hay más diputados que en lugar de alzar la voz y atacar a la corrupción, la justifican, automáticamente están diciendo que están haciendo lo mismo y que prefieren ocultar la realidad porque entonces están en contra de los derechos de las mujeres”, finalizó.