El Catalejo es el resultado de las mentes desorientadas de los reporterillos de Astrolabio Diario Digital

En el sexenio del timing carrerista cada minuto cuenta: debieron pasar poco más de 17 minutos y medio para que los cuerpos de seguridad acudieran a controlar el vandalismo desencadenado en el edificio del Congreso del Estado, frente a la Plaza de Armas. Una leal paciencia presumida por Alejandro Leal, secretario de Gobierno, con tal lealtad al timing, que si hace unos días dijo tener previsto el incremento de ejecuciones por parte del crimen organizado en época de pandemia, este viernes tuvo previsto que si no actuaban con el retraso con el que lo hicieron, no tendrían los destrozos suficientes para justificar la arbitrariedad con la que actuarían después. Son 650 metros los que separan el edificio de Seguridad Pública del Congreso del Estado. Una distancia que no justifica una tardanza que, antes que paciencia o prudencia, exhibe cierta intención de dejar libre el paso a un vandalismo del que no fueron parte la mayoría de los manifestantes. Cosas del timing carrerista… ¿con qué fin?

Destrozos en Congreso del Estado por manifestación contra asesinato de Giovanni López

De exceso en exceso…

En la víspera del 30 aniversario…