Leticia Vaca

La iniciativa de Ley de Austeridad que presentó un grupo de jóvenes en marzo de 2019 podría aprobarse antes del próximo proceso electoral de 2021, informó la diputada Marite Hernández Correa. 

La legisladora indicó que en la Comisión de Vigilancia, donde se lleva el análisis de dicha propuesta, hay avances que permitirían emitir un dictamen en corto plazo, ya que “es indispensable que entre en funcionamiento antes del proceso electoral para evitar que haya irregularidades”.

La iniciativa contempla la disminución del gasto corriente respecto a los salarios, dietas, sueldos y prestaciones de funcionarios, la prohibición de seguros de atención médica privada, la eliminación de aguinaldos y bonos para funcionarios de elección popular.

Los recursos ahorrados serían destinados a programas de salud pública y educación. 

Además, Hernández Correa puntualizó que “hemos hecho aportaciones muy precisas sobre la propuesta que viene de la ciudadanía, por lo que se está preparando el dictamen por parte de los integrantes de la Comisión, analizando los puntos en los que estamos de acuerdo y en los que no, ya que se trata de un tema muy importante para el cuidado de las finanzas públicas”.

No obstante, la legisladora aclaró que, de aprobarse la Ley de Austeridad, no se harían muchos cambios, pues simplemente se trata de que los recursos públicos se apliquen de manera transparente en las dependencias: “el objetivo principal es precisamente la austeridad, que los recursos sean supervisados y no solamente se otorgue presupuesto a las dependencias sino que sea analizado y revisado”.