Frater Ignatius

Hace ya más de treinta años que tenemos cambios importantes en la forma de trabajar con las matemáticas. Antes se dedicaba más tiempo a la matemática pura y ahora se presta más al cálculo con computadoras muy potentes y también a la experimentación. Los gráficos juegan un papel importante, ya que las máquinas nos permiten trabajar con figuras que de otra manera costaría mucho trabajo elaborarlas a mano. Stephen Wolfran, un matemático  y teórico es el artífice de Mathematica, un software que permite potenciar los cálculos matemáticos en varias áreas científicas, de ingeniería, las mismas matemáticas y muchas áreas computacionales. Mathematica es también un lenguaje de programación en sí mismo. 

La primera versión de Mathematica se elaboró en 1988 y ha ido evolucionando año con año hasta alcanzar un nivel de sofisticación muy interesante. Contiene una cantidad de funciones realmente grande. Entre las más de 50 funciones nombraremos algunas: Biblioteca de funciones matemáticas elementales y especiales, matrices y manipulación de datos, soporte para números complejos, solucionadores para todo tipo de ecuaciones, herramientas numéricas, biblioteca de estadística, geometría computacional en 2 y 3 d, herramientas para procesamiento de imágenes, etc.

Desde la década de 1960 existen paquetes para trabajar en distintas áreas como números, algebra, gráficas. Los investigadores especializados en la teoría del caos o en los fractales, han utilizado este tipo de paquetes para visualizar y experimentar con números muy grandes. Los campos en los que se utiliza este software son variados: ingeniería, ciencias, finanzas, educación, arte, diseño de moda, gráficos complejos, imágenes de cine, modelado de todo tipo, etc.

Experimental mathematics se lanzó en 1992 para ayudar a mostrar distintas aplicaciones de la informática en el estudio de estructuras matemáticas y a identificar importantes propiedades y figuras. 

Los paquetes desarrollados hasta ahora como Mathematica, Maple, Mathcad, Matlab, Máxima y otros ayudan a cambiar la faz de esta disciplina milenaria. Tenemos ahora matemáticos especializados en este tipo de software que están revolucionando literalmente las matemáticas. Internet también ha permitido conectar una serie de paquetes y de cerebros tanto electrónicos como humanos para resolver y crear diferentes problemas dentro de este universo matemático,