Alejandra Valdés Martínez / Foto de archivo

Leticia Vaca

“No hay quien defienda los derechos de las mujeres (…) su votación es a manera de sus creencia, tenemos que dejar el tema religioso a un lado. Venimos a hacer leyes en favor de los derechos. Hablamos del derecho que tiene una célula, yo quisiera de verdad que vayan a las colonias pobres, que vean a todos los niños abandonados, drogándose”, manifestó la diputada Alejandra Valdés Martínez, promovente de una de las iniciativas que buscaba la despenalización del aborto antes de las 12 semanas de gestación.

Lo anterior, luego de que se dieran la votación de la improcedencia de las iniciativas para la despenalización del aborto, que fue avalada por el Pleno.

En ese contexto, Valdés Martínez reprochó que para la elaboración de los dictámenes, las comisiones dictaminadoras no tomaron en cuenta las opiniones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH): “nadie leyó las recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Se pasaron no sé por dónde todas las cartas que mandó la CEDH”, acusó. 

A nombre de los panistas, el diputado Rolando Hervert Lara recordó que la bancada de Acción Nacional “nuestra postura ha sido en todo momento a favor de la vida. Hemos recibido críticas por eso, pero agradezco a las y los potosinos que no nos dejaron solos en esta lucha, agradezco  a las y los legisladores que votaron a favor de la vida. Debe prevalecer la ley cómo está, ante el peligro de vida de la madre puede darse la interrupción del embarazo. Aquí en los adolescentes debe perfeccionarse la prevención del embarazo antes de causar la muerte del embrión”.  

En diputado Pedro César Carrizales Becerra, que promovía junto con algunos compañeros de bancada una de las iniciativas enfatizó que “queremos que no se criminalice a las personas que no tienen recursos para pagar un aborto (…) Yo critico su doble moral, por un lado dicen una cosa y hacen otra, los compañeros que promovemos la despenlizaciòn no promovemos el aborto, luchamos por las libertades”. 

Ambos dictámenes, que de entrada ya eran improcedentes, resultaron avalados con 20 votos de los diputados locales.