Astrolabio

María Ruiz

Tras la presentación de tres nuevas pipas con capacidad de 20 mil litros de agua, el director del Interapas, Enrique Torres López, afirmó que estos vehículos no serán la solución para el desabasto, sino que se trata de un paliativo para entregar el agua a través de la red.

Las tres pipas que se integraron al parque vehicular de abasto de agua son, como mencionó Torres López, una vía para tratar de solucionar los problemas que hoy día enfrenta la ciudadanía como resultado de las constantes fallas del acueducto de El Realito, y también para abastecer a zonas donde los pozos presentan un volumen menor de agua.

“Si pensamos en resolver el problema con pipas, eso no podría ser; no hay una forma razonable de entregar un buen servicio a través de pipas. Solo son un paliativo”, refirió.

En cuanto a la población que no cuenta actualmente con aljibe o cisterna de agua en la cual se le pueda entregar este servicio a través de pipas, Torres López apuntó que la prioridad es darles el restablecimiento del servicio, es decir, que al no poder acumularla, no pueden pasar mucho tiempo sin abasto de agua.

Aunque señaló que el servicio de pipas sí llega a este tipo de hogares y se abastece del servicio por medio de depósitos plásticos de gran tamaño para que los hogares no se queden sin agua.

Por último, el director de Interapas aclaró que esta pequeña flotilla será utilizada exclusivamente para abastecer de agua a la capital, ya que el municipio de Soledad de Graciano Sánchez ya tiene destinadas pipas en particular para el abasto de agua.

A+