Astrolabio

Abelardo Medellín

Marianela Villanueva Ponce, ex directora del Colegio de Bachilleres (Cobach), aseguró que su administración no incumplió con el pago de Impuesto Sobre la Renta (ISR), sino que redujo los pasivos que tenía la institución y es algo que la actual gestión debió advertir desde el proceso de entrega recepción.

Lo anterior, luego de que el pasado lunes 2 de mayo, Rita Salinas Ferrari, actual directora general de Cobach, informó sobre un supuesto daño a las finanzas de la institución por un monto de 160 millones de pesos y por el que interpusieron una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Debido a esta situación, la mañana de este martes, la ex directora Villanueva Ponce publicó un comunicado en el que explicó su versión de los hechos:

“Al 25 de abril del año 2017, fecha en que inició mi gestión al frente de la dirección general del Colegio de Bachilleres del Estado de San Luis Potosí, la institución presentaba adeudos en diversos rubros como pago de ISR, cuotas de ISSSTE, SAR-FOVISSSTE, préstamos, pasivos por un total de 642 millones 525 mil 187 pesos.

Derivado de ello, la Secretaría de Hacienda tenía suspendido el sello digital del Colegio y gracias a las gestiones realizadas como Directora General del Colegio ante las Secretarias de Educación y Finanzas, y con recursos propios, se logró disminuir de manera considerable los pasivos mencionados”.

Marianela Villanueva comentó a este medio que los rezagos de pago que ascendían a casi 650 millones pesos no significan que no se hayan pagado, sino que las finanzas de la institución no podían soportar el pago de estos rubros.

“Cuando encuentro este rezago, empezamos a hacer un trabajo de gestión, tanto con la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado, como con Finanzas de Gobierno del Estado y con recursos propios, aminoramos esta deuda, que permitiera recuperar el timbrado de nómina, que no se tenía, y por lo que estaban en riesgo los créditos de los trabajadores y su seguro médico”.

La ex directora de Cobach afirmó que, desde antes de asumir el cargo, la institución tenía un problema por no haber cubierto los pagos de cuotas en los tiempos establecidos y que esto se debía a que se retrasaban las entregas de recursos, tanto estatales como federales.

“Cuando alguno de los dos recursos no llega en tiempo y forma, lo que se hace es pagar enteros, porque la prioridad es la educación de los jóvenes (…) y la manera en que se evita que se detenga su educación es pagando a los docentes, entonces se da la prioridad (…) traté de regularizar esto y se hicieron abonos muy grandes”, indicó.

De acuerdo con Marianela Villanueva, las gestiones y convenios con el sistema tributario permitieron a la administración pasada reducir los pasivos hasta una deuda de 219 millones para septiembre de 2021, lo cual significó una reducción del 70 por ciento del total de pasivos que recibió en 2017.

Hecho por el que reconoció que la suma anunciada por la actual dirección sea casi 60 millones de pesos menor en comparación de como había quedado cuando se dio la entrega-recepción.

Villanueva Ponce explicó que los pagos que se hacían para reducir los pasivos se componían por un monto correspondiente al ISR y cuotas regulares, además de una erogación extra para cubrir lo que se debía.

De igual forma, comentó que dentro de las actas del proceso de entrega y recepción se encuentran copias de los acuerdos firmados con el Servicio de Administración Tributario (SAT) y la Secretaría de Hacienda, las cuales describen cómo se pagarían los pasivos.

Información que si hubiera significado una irregularidad, pudo haber sido señalada durante los primeros 30 días de revisión que da la ley a la actual administración.

“Este no es un tema del Cobach, es un tema del sistema educativo en San Luis Potosí, porque tuvimos reuniones con más subsistemas, de media superior, telesecundarias, del SEER… por el rezago histórico de la falta presupuestal y del no estar al corriente, no es exclusivo, pero es una situación que presenta todo el sistema educativo en San Luis Potosí y, si me permiten decirlo, pasa en otros estados, porque era un tema recurrente en las reuniones nacionales de directores de Colegios de Bachilleres”, recalcó.

Además de revelar que el problema de rezagos es una cuestión generalizada en el país, Villanueva Ponce opinó que la actual administración del Cobach también tendrá que gestionar el manejo de pasivos para reducir los rezagos en pagos, tal como lo hizo la anterior administración con el 70 por ciento de la deuda que se tenía hasta 2017.

“Con el apoyo que pueda darles el Gobierno del Estado podrían saldar la deuda que se tiene”, agregó.

Al respecto de qué razones podría tener la actual dirección de Cobach para denunciar penalmente a la anterior administración por estos pasivos, que en realidad fueron reducidos, Villanueva Ponce opinó:

“Quiero pensar que están preocupados, la verdad es mucha presión estar al frente de la Dirección General de Colegio de Bachilleres, porque se sufre bastante para alcanzar la nómina en los días 14 y 28. Son nóminas pesadas, por lo general las nóminas están alrededor de 50 millones de pesos por quincena por la cantidad de trabajadores, entiendo que sientan presión por el pago de los atrasos del ISR y pienso que probablemente fue una forma de externarlo”.

Marianela Villanueva aclaró que está en toda disposición de apoyar a las autoridades del subsistema para aclarar la situación y evitar que el Cobach detenga sus labores.

“Pienso que hubo un error de la manera en que los presentaron, igual pensaron que era de otra forma, pero con gusto puedo coadyuvar para aclarar cualquier situación que lo amerite”, finalizó la ex directora del Cobach.

A+