Astrolabio

Por Victoriano Martínez

A partir de hoy, el sector público estatal comienza a ejercer un presupuesto programado de 50 mil 228 millones 93 mil 173 pesos, que representan un 4.96 por ciento más de lo presupuestado hace un año y, aunque apenas representa un aumento del 0.27 por ciento sobre lo ejercido durante 2019, es la primera vez que lo presupuestado es mayor a que lo efectivamente se ejerció el año anterior.

Prácticamente todos gastarán más, pero a pesar de ello la gran mayoría ha señalado que los recursos no les alcanzarán.

El Poder Ejecutivo Estatal administra los recursos y a lo largo del año distribuirá 8 mil 422 millones 277 mil 969 pesos a los otros dos poderes, a los ayuntamientos, a entidades autónomas y a rubros que por ley deben ser especificados.

En todos los casos el monto que entregará la Secretaría de Finanzas es mayor a los que entregó durante 2019, salvo en dos: la previsión presupuestaria para la Ley de Responsabilidad Patrimonial del Estado y Municipios, que se mantiene igual, y las participaciones a municipios, a los que entregará 76 millones 839 mil 283 pesos menos, una reducción del 1.64 por ciento.

A pesar de eso, los municipios también prevén gastar más, y el aumento en su presupuesto lo obtendrán de ingresos propios. Es de esperarse, en consecuencia, que se refuercen las acciones recaudatorias.

Y eso que 25 municipios amanecen este primero de enero sin Ley de Ingresos para el 2020, pues una consulta a las 0:30 horas de hoy al Periódico Oficial del Estado reveló que sólo publicó hasta el último día del año las leyes de ingresos de 33 municipios.

Los municipios que amanecieron sin leyes de ingresos son: Ahualulco, Alaquines, Cedral, Ciudad Valles, Matehuala , Rioverde, Tamazunchale, Tampacán, Tampamolón Corona, Tamuín, Tancanhuitz de Santos, Tanlajás, Tanquián, Tierra Nueva, Vanegas, Villa de Arista, Villa de Arriaga, Villa de Guadalupe, Villa de la Paz, Villa de Ramos, Villa de Reyes, Villa Hidalgo, Villa Juárez, Xilitla y Zaragoza.

Entre las 14 áreas distintas al Poder Ejecutivo a las que en la Ley del Presupuesto de Egresos les dedica un artículo para asignarle el presupuesto, la Fiscalía General del Estado es la que recibirá el mayor aumento en cuanto al monto: 136 millones 489 mil 891 pesos más, que representan un aumento del 13 por ciento.

Proporcionalmente, el mayor incremento se autorizó para el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana que, para operar, recibirá 31.93 por ciento más recursos que equivalen a 16 millones 761 mil 824 pesos que los ejercidos en 2019.

Si se contrasta con los resultados que cada una de estas áreas que, se supone, se les asignan presupuestos específicos porque atienden la garantía de que los ciudadanos puedan gozar de ciertos derechos, los incrementos y los montos que acaparan del erario representan un primer indicador sobre el que la sociedad les debe exigir resultados.

Cómo justifica, por ejemplo, la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información Pública haber ejercido durante 2019 un presupuesto de 27 millones 309 mil 35 pesos cuando al 30 de noviembre reporta en su portal de transparencia haber resuelto sólo 147 de los 2 mil 426 recursos de revisión que había admitido hasta esa misma fecha.

Si consideramos los recursos admitidos hasta 30 días hábiles antes de lo reportado, por ser el plazo que les da la Ley de Transparencia para resolver, son mil 898 recursos los que debieron desahogar.

Eso significa que el garante del derecho de acceso a la información pública se gastó más de 27 millones de pesos sin ser capaz de cumplir con su función esencial en mil 751 casos, que sería el número de ocasiones en que violó el plazo legal para resolver.

Aun así, es el organismo con mayor incremento en su presupuesto, ya que para este año será de 33 millones 281 mil 927 pesos, que representa un aumento del 21.87 por ciento más de lo presupuestado en 2019.

Conocer cuánto gastaron en 2019 y cuánto tienen para gastar este 2020, ante los raquíticos resultados y sus efectos negativos para la sociedad con un creciente clima de inseguridad y una merma en la posibilidad de ejercer diversos derechos, es contar con elementos concretos para exigirles mejores cuentas.

En la siguiente tabla se presenta esa información:

A+