Antonio González Vázquez

Con la sesión de este jueves, la LXII legislatura del Congreso del Estado estará cumpliendo su primer mes de ejercicio legislativo y con ello su cuarta sesión ordinaria. En tan poco tiempo, los nuevos diputados han mostrado con creces su naciente tentación a la “iniciativitis”, un vicio en el que caen los legisladores locales que presenten más iniciativas de las que luego pueden dictaminar en tres años.

De acuerdo con datos de la Gaceta Parlamentaria correspondiente a la sesión ordinaria de este jueves, del 21 de septiembre al 4 de octubre del año en curso, se presentaron 53 iniciativas de ley, de las cuales, solamente 1 fue dictaminada como procedente, es decir, aprobada.

Pero con las iniciativas en agenda para la sesión de hoy, a esas 53 deberán sumarse 21 más, lo que implica que en cuatro sesiones se habrán presentado 74 iniciativas y que de éstas, solamente habrá sido aprobada una.

Por cierto, en la sesión de este jueves no se presenta ningún dictamen que dé cuenta de la aprobación o rechazo a alguna de las iniciativas presentadas hasta el momento.

La productividad de la nueva legislatura es a todas luces bajísima dado que de 74 iniciativas solo una fue dictaminada. Esto, pese a que se supone, que todas las Comisiones al interior del Congreso sesionan y trabajan.

Cabe recordar que la anterior legislatura dejó un rezago de 656 iniciativas de ley sin dictaminar, lo que supuso en su momento que los ahora exdiputados solo dictaminaron 3 de cada 10 iniciativas.

Todo hace indicar que la LXII Legislatura va por el mismo camino de la iniciativitis y la improductividad.

Te puede interesar:

Comments

comments