Abelardo Medellín

“A casi dos años, el pavimento en avenida Universidad que presumió la administración pasada de 20 centímetros, no es de la calidad que se requiere, por lo que nosotros entramos a reparar por reportes de baches”, dijo Marco Uribe Ávila, director de Obras Públicas de la capital de San Luis Potosí, quien habló del problema que se ha generado en esta vialidad.

El funcionario municipal explicó que la dirección a su cargo comenzó a reparar los baches de avenida Universidad luego de que aumentaran los reportes por los hoyancos que se encuentran en frente de la Casa Hogar del Niño, de parte de ciudadanos que referían daño en la carpeta asfáltica que había construido la administración anterior.

Marco Uribe reveló que, tras el inicio de las obras, harán los trabajos adecuados de bacheo profundo para rehabilitar avenida Universidad y un bordo formado sobre esta avenida en el tramo que se une con el distribuidor Juárez; lo anterior, comprendido dentro del programa “Recuperando el camino”.

El director de obras públicas comentó que durante el proceso de reparación de la arteria vial tendrán que valorar cómo se procederá con los registros de Teléfonos de México (Telmex), ya que estos “tienen una falta total de mantenimiento […] los registros que hay en las vialidades y en banquetas, los dejan a la deriva, ocasionando accidentes viales o peatonales”.

Asimismo, señaló que al momento se han detenido los trabajos de rehabilitación debido a la mala ubicación de los registros, por lo que ya se solicitó a la empresa de telefonía que intervenga, sin embargo “si en la siguiente semana no hay respuesta, personal del Ayuntamiento reparará toda esa área, obviamente se pasará la factura a esa empresa”.

  1. UNIVERSIDAD, UN PROBLEMA NADA NUEVO

Desde 2016, Astrolabio había informado de cómo al siguiente mes de inaugurada la repavimentación de la avenida Universidad, esta ya presentaba una grieta en el concreto, a la altura de la Calle Novena, el cual incluso es visible desde la fotografía de GoogleMaps tomada en enero de aquel año.

A finales de noviembre de 2015 la alcaldía de Ricardo Gallardo presumió que la obra de rehabilitación sería terminada en un tiempo récord, misma que costó 12.8 millones de pesos; el 22 de diciembre de ese año, tan solo 28 días después de haber iniciado, se abrió la avenida al tránsito vehicular y un mes después ya se apreciaban cuarteaduras que se extendían hacia el sur y poniente de la vialidad, afectando incluso las partes donde se une el concreto y asfalto de la, entonces, recién estrenada vialidad.

Antes que Gallardo Juárez, el gobierno municipal de Victoria Labastida Aguirre invirtió en esta avenida una suma total de 12 millones 513 mil 155 pesos, de los cuales 589 mil fueron erogados por concepto de supervisión de obra; los datos anteriores muestran en que entre 2011 y 2016, dos administraciones gastaron en suma 25 millones 313 mil 155 pesos, una cifra importante dentro del presupuesto que deben administrar las alcaldías y que no se destinó de manera adecuada si consideramos que ahora el gobierno de Nava Palacios debe continuar con la rehabilitación.