Abelardo Medellín

La crisis económica que trajo consigo la pandemia del COVID-19 ha afectado tanto a los negocios esenciales como a los no esenciales en San Luis Potosí, reconoció el director de Comercio del Ayuntamiento capitalino, Gabriel Andrade Córdova, quien habló con Astrolabio sobre esta problemática.

El funcionario municipal señaló que su dependencia, a la fecha, no ha logrado dimensionar cuáles son las afectaciones reales al comercio en San Luis Potosí, pero destacó que “es claro que hay una crisis económica, claro que es complicado, pero buscamos la forma de mantener la economía sin poner en riesgo a la ciudadanía”.

Asimismo, aclaró que no hay sectores más afectados que otros y que incluso los negocios que permanecieron abiertos durante la crisis sanitaria sufrieron afectaciones importantes: “por ejemplo, aquellos que tuvieron reaperturas, tuvieron que pasar por una restricción de horario, problemas de afluencia”, a este punto el director agregó que su dependencia buscará que haya una sana reactivación económica cuando los tiempos y determinaciones de la Secretaría de Salud (y de semaforización) lo permitan.

Cabe recordar que las reaperturas para negocios en la capital no se han completado, puesto que el pasado 18 de julio la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, notificó a través del oficio 00205 a los ayuntamientos potosinos que estos debían reactivar los criterios de la sana distancia, lo cual provocó un segundo cierre de comercios y “la suspensión total e inmediata de las actividades no esenciales en los sectores público, privado y social”.

La decisión de regresar a la sana distancia que tomaron las autoridades de salud a mediados del mes pasado, implicaba que se volvieran a cerrar bares, antros, centros nocturnos, balnearios, hospedaje turístico, cines, casinos, espectáculos culturales, deportivos y de esparcimiento, clubes deportivos, museos, negocios de belleza, templos y más.