Astrolabio

Por Victoriano Martínez

En la etapa del cómputo oficial, la elección de gobernador comienza a definirse sin variación en la tendencia que favorece a Ricardo Gallardo Cardona, pero también sin que cambie la actitud de urgente y precoz auto proclamación de vencedor con intentos de aparentar un resultado oficial contundente.

Hasta la media noche de este jueves, el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana había publicado 12 actas de los cómputos distritales, y seguían pendientes los distritos 3, 4 y 11.

El avance del cómputo oficial hasta ese momento arrojaba 350 mil 3 votos para Gallardo Cardona y 303 mil 378 para Octavio Pedroza Gaitán. Una diferencia de 46 mil 625 votos a favor del candidato del PT-PVEM provenientes de Soledad de Graciano Sánchez.

En ese municipio, la ventaja de Gallardo Cardona sobre Pedroza Gaitán fue de 51 mil 895 votos en tanto que en el resto la ventaja la tuvo Pedroza Gaitán por 5 mil 270 votos.

En el cómputo, Pedroza Gaitán aumentó 25 mil 676 votos a los que tuvo al cierre del PREP, en tanto que los de Gallardo Cardona se incrementaron en 43 mil 902. Por cada 100 votos adicionales para Pedroza Gaitán, a Gallardo Cardona se le acumulaban 170. En esa proporción se comenzó a abrir la diferencia entre el primero y el segundo lugar.

Aunque aún quedan pendientes de conocerse los resultados de tres distritos, la urgencia de Gallardo Cardona, quien el lunes urgió a que se le entregara la constancia de mayoría desde el martes, por presumir resultados definitivos lo hizo publicar en su página de Facebook unos resultados presuntamente con la totalidad de los distritos.

De acuerdo con sus cifras, obtuvo 439 mil 343 votos contra 386 mil 682 de Pedroza Gaitán. Una diferencia de 52 mil 661 votos que afirma que representa el 6.54 por ciento de la votación, en un cálculo erróneo, dado que presenta como votación total la misma que aparece al cierre del PREP: 805 mil 748.

De acuerdo con las actas de los 12 distritos ya publicadas, la votación hasta ahí acumulada es de 943 mil 202 votos. Otro error en su afán de presumir un resultado definitivo: en la tabla de resultados de Gallardo Cardona aparece el mismo resultado que el del PREP en el distrito 4.

“En próximas horas, el CEEPAC informará este resultado. Este triunfo es de los Potosinos. Hacemos un llamado a la reconciliación de este hermoso estado, no más fifis, no más chairos, solo potosinas y potosinos trabajadores”, fue el texto con el que presentó su tabla de resultados.

Un afán de dar carácter definitivo al desenlace de la contienda que contrasta con la postura del equipo jurídico de Pedroza Gaitán, entre los que destacan los pronunciamientos del abogado Gustavo Barrera, vía Twitter.

“Las sentencias electorales tan necesarias en las convulsiones debe quedar claro: hay electo hasta que lo declare la última sentencia jurisdiccional electoral que nadie festine anticipadamente un triunfo ni engañe a la gente con espectáculos pirotécnicos”, señaló por la mañana en un tuit.

Más tarde insistió: “#Elecciones2021 algo pasa… algo pasará / hay una ley general de delitos electorales / tiene 250 delitos / las victorias son victorias cuando son plenas / hay impostores y sus victorias son impostoras / qué pasa … qué pasará”.

Una postura que, ante la confirmación de la tendencia de los resultados del PREP dado que en ninguno de los 12 cómputos ya concluidos se revirtió, pone el foco en la estrategia que defina Pedroza Gaitán, dado que la situación le endosa la carga de probar que hubo inconsistencias e irregularidades que podrían incluso encuadrar entre los 250 delitos descritos en la ley.

En conferencia de prensa, los panistas dejaron ver que tienen mucho de dónde echar mano, además de que los antecedentes del propio Gallardo Cardona frente a la autoridad del INE dan elementos adicionales, como la rebeldía en contra de la sanción por el reparto de dádivas y su publicación en Facebook que le aplicó la autoridad y ante la que reaccionó con un lo seguiré haciendo aunque me sigan sancionando.

La Comisión de Fiscalización del INE cuenta con datos precisos sobre los gastos de campaña de Gallardo Cardona que dan cuenta del poco respeto al límite constitucional sobre el uso de recursos de financiamiento privado, al rebasarlo en un 18.28 por ciento en sus ingresos y en un 18.84 por ciento en el gasto, lo que la propia Constitución señala como causal de nulidad de la elección.

Una situación que pone a prueba la capacidad del INE para hacer valer ese límite constitucional a los gastos de campaña porque, aunque el CEEPAC estableció un tope 29 millones 223 mil 864.70 pesos, no existe excepción que permita que partidos y candidatos puedan romper la obligación de que debe prevalecer el financiamiento público sobre el privado.

De poco sirve que Gallardo Cardona haga llamados de reconciliación, cuando se muestra impaciente para respetar los procedimientos de cómputo legal de la elección y no puede esperar sin “pirotecnia” (dixit Barrera) al menos el momento de la entrega de la constancia de mayoría y difunde datos manipulados.

Poco le ayudó su padre con las amenazas que un apocado gobernador Juan Manuel Carreras López no llevó al ministerio público.

Poco le ayudan tantas señales de que encabeza un grupo que manifiesta poco respeto a la legalidad, con él a la cabeza y su desfachatez al extremo de calificar como inventos denuncias bastante documentadas y todavía en proceso.

El mayor reto que tendría como gobernador, de no lograr el equipo jurídico de Pedroza Gaitán la depuración del proceso, será demostrar que es capaz de someterse al imperio de la Constitución y las leyes, después de su violación al límite constitucional de gastos de campaña y el menosprecio a los asuntos legales que siguen abiertos.

A+