Los reporterillos de Astrolabio Diario Digital echamos un vistazo al pasado y en esta sección le presentamos uno de nuestros hallazgos:

Hay de piropos a piropos. Hace 49 años cruzar la línea entre el halago y la ofensa ya no era bien visto. Hoy rebasar esa línea se llama acoso… y en El Heraldo del 15 de noviembre de 1970 se describe brevemente un caso:

Por Lépero fue Detenido Pedro

Saludable ejemplo contra los soeces tenorios que abundan por la ciudad, dio ayer la señorita Martha Rubio, al enviar a los separos del Servicio Secreto a Pedro Rojas, quien la injurió en fea forma.

Ahora el detenido está en espera de saber si lo consignarán al Ministerio Público den Turno, en cuyo caso, le costará cara su falta de respeto.