Gabriel Andrade, director de Comercio capitalino. Foto/ Xochiquetzal Rangel

Xochiquetzal Rangel

Los inspectores que participaron en el impedimento de reinstalación de comerciantes ambulantes en el pasaje de Iturbide en plaza del Carmen, podrían ser sancionados por no identificarse durante el operativo.

Gabriel Andrade Córdova, director Comercio, puntualizó que es una obligación de los inspectores adscritos a la Unidad de Gestión del Centro Histórico identificarse antes de realizar una revisión o acto administrativo: “es un derecho de la ciudadanía que se identifique un inspector”, remarcó.

Agregó que la forma en la que se deben de identificar al llegar a las revisiones es proporcionar su nombre, portar el chaleco del área y presentar la credencial que portan todos los funcionarios públicos de la administración en turno, misma que indica el cargo que ostentan (en este caso de inspección), fotografía, nombre del trabajador y la imagen del Ayuntamiento capitalino.

Explicó que, en caso de que los afectados interpusieran una queja ante el Ayuntamiento o la Dirección de Comercio y se acredite la omisión del personal de inspección por parte de la Contraloría Interna Municipal, podrían ser acreedores a sanciones que van desde una amonestación hasta la destitución del cargo.

“Yo lo que le diría a la ciudadanía, cuando sientan en la generalidad que están siendo violentados sus derechos o que los funcionarios públicos, no sólo los inspectores, no cumplen el proceso debido, que los denuncien, y se abrirá una carpeta de investigación”, comentó.

Finalmente, destacó que en el casi primer año de la administración, dentro de la Dirección de Comercio no se ha registrado ni una sola queja por parte de ciudadanos contra los inspectores por la omisión de identificación en un proceso de revisión