Astrolabio

Por Victoriano Martínez

La Fiscalía General de la República (FGR) dio señales de vida: se tuvo acceso a un documento en el que esa instancia investigadora requiere al Ayuntamiento de San Luis Potosí información sobre Jesús Emmanuel Ramos Hernández, quien fuera el tesorero en la administración municipal que encabezó Ricardo Gallardo Juárez.

Se trata de una indagación sobre el hoy secretario de Ecología y Gestión Ambiental que está relacionada con al menos dos de las seis denuncias que presentaron ante la FGR las autoridades municipales del gobierno anterior que involucran irregularidades en la aplicación de recursos públicos por 329 millones 865 mil 360.31 pesos.

A la luz de todas las denuncias que la FGR tiene pendientes de resolver en torno a esa administración municipal, y las que tienen que ver con el ejercicio de cargos públicos del grupo conocido como la gallardía, el oficio SLP-EIL-BII-C2-906/2021 equivale apenas a un movimiento del dedo meñique cuando se trata de escudriñar una gran danza de millones.

Tan sólo la administración de Xavier Nava Palacios presentó seis denuncias ante la FGR que involucran desvíos por 436 millones 374 mil 512.26 pesos. Con las cinco que también presentó ante la Fiscalía General del Estado, el monto de las 11 ascendió a mil 69 millones 406 mil 919.31 pesos.

La primera denuncia se presentó el 18 de febrero de 2019 y la última el 18 de julio de ese mismo año. Después de dos años y cuatro meses de la más reciente, la actuación que hoy se conoce la FGR da cuenta por un lado de la negligencia con que se les ha dado trámite, y por el otro de que las carpetas de investigación y sus indagatorias siguen vigentes.

Un incumplimiento a la obligación de una procuración de justicia pronta y expedita que no sólo tiene que ver con las denuncias presentadas por la autoridad municipal, sino también por las que –desde 2019– le remitió la FGE a la FGR con el caso Sandra Sánchez Ruiz y la compra simulada de medicamentos por más de 64 millones de pesos.

Más recientes, la presentada el 14 de agosto de 2020 por la Unidad de Inteligencia Financiera por el desvío de 724 millones de pesos por los dos Ricardos, padre e hijo, como alcaldes en Soledad de Graciano Sánchez y San Luis Potosí, y la que la FGE le turnó el 10 de diciembre de 2020 sobre enriquecimiento ilícito, presentada desde 2018 por el Frente Ciudadano Anticorrupción.

Una falta de procuración de justicia pronta y expedita que, si bien señalada así pareciera afectar sólo a los denunciantes, en sentido estricto afecta a las dos partes.

Quien denuncia se queda sin ver que se restituyan los daños que considera infligidos ni se apliquen las sanciones que cree necesarias.

El denunciado se queda sin que se demuestre su inocencia y se le deje libre de sospecha.

En este caso, que no impulsen el desahogo de la investigación da margen a una mayor y fundada sospecha, máxime cuando ya hay una sentencia de amparo que describe un delito cometido por Ricardo Gallardo Cardona como alcalde de Soledad, pero lo liberó en 2015 por haber sido acusado de un delito diferente.

Parece preferible vivir bajo sospecha que contribuir a investigaciones que pudieran arrojarles resultados desfavorables.

La FGR dio señales de vida en las denuncias que desde hace casi dos años y medio comenzó a recibir.

José Luis Ruiz Contreras, encargado de despacho de la FGE, ha criticado la negligencia de a quien suple, Federico Garza Herrera, por no actuar en muchas de las denuncias recibidas durante su gestión, lo que necesariamente incluye las cinco que le presentó la autoridad municipal contra los funcionarios del trienio de Ricardo Gallardo Juárez.

La FGR ya dio señales de vida, mínimas, por lo que falta ver hasta dónde está dispuesta a llegar tras el reacomodo de los personajes involucrados en las denuncias.

¿Dará la FGE señales indudables de que actuará en las cinco denuncias que le dejó pendientes Garza Herrera? ¿Demostrará que además de autónoma, será independiente?

Sobre todo, ¿Ruiz Contreras demostrará que no representa conflicto de interés el haber sido nombrado en el cargo que lo llevó a su posición actual por sugerencia de Gallardo Cardona a Garza Herrera y éste prácticamente lo obedeció?

Garza Herrera ejerció el cargo y salió de él bajo sospecha de haber trabajado para garantizar impunidad especialmente en los casos de las denuncias que involucraron a la familia Gallardo. Hoy son la mayor prueba para que Ruiz Contreras demuestre autonomía e independencia. Peras al olmo.

A+